El tiempo es oro

 

 

 

El entrenamiento es la base de la adquisición de una buena técnica de lanzado. Si dominar los lances de revés es importante, en el caso concreto del lanzado Spey es fundamental. Desenvolverse con el revés es clave, no solo cuando nos encontramos con algún obstáculo en nuestro lado dominante, sino cuando —como en la jornada en la que grabé este vídeo— un fuerte viento proveniente de aguas arriba comprometía la seguridad de pescador y caña al empujar los “trastos” contra ellos.

Una de las claves de un buen entreno es aprovechar bien el tiempo. En el caso que ilustra el vídeo de más arriba, mi intención era practicar el Snakeroll de revés. Si solo  hago reveses, tras la ejecución de cada lance debo esperar a que la línea derive aguas abajo para iniciar el siguiente tiro. Se desaprovecha un tiempo precioso. En vez de eso, combinar un lance de revés con otro de derecho que coloque la línea en la posición de arranque, no solo nos permite hacer más lances en el tiempo que tenemos disponible sino practicar la técnica por ambos lados por “el mismo precio”.

La orilla, el viento y otros líos del Spey

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como ya sabemos el rodado dinámico es el alma mater de los lances spey; lo que pretendemos en la ejecución de todos los spey es llegar al inicio del lance delantero con la configuración línea/caña que conseguimos con un rodado dinámico… pero por medio de otras maniobras. Esas diferentes maniobras vienen motivadas por el inconveniente fundamental que presenta el dinámico: no vale para cambiar de dirección. Me explico. Al final de la deriva la mosca se encuentra, lógicamente, en un lugar distinto de aquel en el que la hemos presentado, y en el siguiente lance deberemos presentarla de nuevo en otro punto aguas arriba: tenemos que cambiar de dirección. Continue reading