¿Cañas Spey?

Hasta hace diez o doce años, cuando alguien que se iniciaba en la pesca a mosca se compraba una caña se podía estar casi seguro de que sería una 9’ #5. Si había que hacerse con un repuesto podría ser una 9 pies de un número menos o de un número más, para cubrir alguna situación distinta.

Con el tiempo el mercado se fue saturando peligrosamente… ¡y llegó al rescate la pesca a ninfa al hilo! Fue una bendición, porque de la clásica caña 9’ #5 hemos pasado a todo tipo de medidas que van desde los 9’6” a los 11’, con numeraciones desde #1 a #3 o #4. El mercado de las cañas que fueron “tradicionales” ha caído en picado. Como me decía un importante distribuidor hace unos años:

—Ha venido Chris Rownes a ofrecerme distribuir su nueva Fario CRS, ¿pero a quién coño le voy a vender una caña de 9 pies?Obviamente, el mercado sigue saturándose cada vez más, máxime teniendo en cuenta que hasta hace no mucho tiempo prácticamente solo existían los fabricantes clásicos de renombre, y ahora hay marcas hasta debajo de las piedras. Cualquiera puede dirigirse a China o Corea y pedir que le hagan un blank según sus especificaciones; luego basta con ponerle un nombre rimbombante en inglés. O aún más fácil, escoger de entre un puñado de blanks ya en catálogo el que se adapte mejor a nuestro propósito. Y así, sucede que podemos encontrarnos exactamente el mismo blank etiquetado con los nombres de marcas muy distintas. Pero el tema de esta reflexión es otro.

Más recientemente, desde la costa noroeste de Estados Unidos ha llegado una nueva denominación: Skagit.

El Skagit es, ni más ni menos, lo que toda la vida se ha venido conociendo como lanzado Spey. Punto. No se distinguen en nada en la mecánica de su funcionamiento, en nada. Por supuesto, no es eso lo que te contarán los pioneros del Skagit: ellos sostienen que su técnica es diferente (pero conviene tener en cuenta que tienen buenos motivos comerciales para ello).

La única diferencia entre el Spey y el Skagit está en el diseño de las cabezas lanzadoras que usa este último (muy cortas y de mucha masa) y de perfil “agresivo” (con la punta muy gruesa). Y esa adaptación es el resultado de la experiencia de los pescadores de steelhead de los ríos de la costa del Pacífico, bregando con aguas profundas difícilmente vadeables, orillas enmarañadas y moscas muy grandes y pesadas. Nada que objetar en ese sentido, muy al contrario.

Pero una vez cubiertas las necesidades para las que fue creado, el Skagit comenzó su labor de marketing, y hoy podemos ver promocionado el novedoso Micro-Skagit, que es lo mismo que el Skagit —o sea que el Spey— pero con cañas más cortas y líneas algo menos pesadas. Y así, podemos ver demostraciones de pesca a ahogada en riachuelos de tres metros de ancho con una línea que serviría para lanzar moscas para tarpón. Muy práctico, al parecer.

El mayor sinsentido al que estamos asistiendo últimamente en este asunto es recomendar cañas de dos manos con una línea Skagit para pescar a seca, o lo que es lo mismo, tratar de convencernos de las bondades de presentar una mosca del #20 empatada al extremo de un “ladrillo” amarrado a un monofilamento de disparo. Vamos, el equivalente a salir a pescar truchas con emergentes y un equipo de lucio, sólo que si le llamamos Skagit suena como muy “cool”.

Yo suelo hacer Spey con una caña de una mano de 7’6” #3, ¿habré inventado la técnica Nano-Spey sin darme cuenta? Si lanzo de forma “convencional” con una cabeza lanzadora en vez de con una línea DT, ¿ya no se trata de lanzado overhead? ¿Aquella descabellada combinación de caña 9’ #5 y línea Robinson B (que realmente tenía el peso de una línea #1) constituía una novedosa técnica de lanzado?

La cosa no queda ahí. Lo que toda la vida han sido cañas de dos manos, ahora son “cañas Spey”. Otra curiosa variante del mismo marketing;  porque si el Spey —como el overhead— es simplemente una técnica, ¿qué es una caña Spey? Si mi caña 7’6” #3 lanza Spey perfectamente —lo mismo que cualquier otra de las diversas cañas de una y dos manos que poseo— solo puedo deducir que todas son cañas Spey, y también overhead. Mejor aún, son cañas de mosca, sin más; la técnica de lanzado y el diseño de la línea que use con ellas dependerá exclusivamente de las circunstancias y de los escenarios de pesca concretos.

El llamar Spey a las cañas de dos manos no es inocente: como el Spey es una técnica que ha pasado de parecer exclusiva de los pescadores de salmón a empezar a sonar en el conjunto del mundo mosquero, ¿qué mejor que ofrecer al novel interesado en el asunto una caña Spey? Porque, si lo que quiero es aprender a lanzar Spey, ¿qué puede haber más adecuado que una caña del mismo nombre? Mejor no decir que el Spey se practica con cualquier caña, no sea que el nuevo nicho de mercado se ponga en riesgo.

Haga cada cuál con su dinero lo que más le plazca, pero hágalo con conocimiento de causa y no se deje engañar por maniobras de marketing.

3 comments on “¿Cañas Spey?

  1. Buenísimo post Aitor, totalmente de acuerdo. Muchas veces nos dejamos llevar por tendencias y modas sin sopesar simplemente el porquébo si lo tenemos claro y no sólo en la pesca a mosca. Quizás nuestro ego nos hace resistirnos a tener que dejar patente entre nuestros colegas pescadores, que no tenemos ni idea, pero como fulanito, si ese que pesca tanto lo ha dicho, son palabras mayores. Que poco cuesta pedir opinión y cuanto ser humilde.

    Liked by 1 person

    • Aitor says:

      El despropósito cada vez es mayor.
      Hace un tiempo que me encontré esto por internet:
      https://gearinstitute.com/spey-taking-up-two-handed-trout-fishing/

      Ahí se dice que las cañas “trout spey” son una bendición porque permiten lanzar con una ligera caña del #4 streamers que requerirían una caña de una mano del #8. Basta con ir a la web de Redington para ver que para su caña “trout spey” #4 recomiendan una línea de 250-275 grains, es decir, ¡una línea #9-10!
      Sin comentarios. Si los que se supone que están para aclarar conceptos no hacen más que embarullarlo todo en aras del marketing engañoso…

      Gracias por el comentario, Antonio.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s